noviembre 15, 2014

Piedra sobre piedra: 495 años


Ciudad errante en sus comienzos, La Habana alcanzó a ser una de las capitales más bellas del continente. Piedra sobre piedra se levantó su encanto ecléctico que maravilla y  perdura en el tiempo. Esta urbe enamora irremediablemente a quienes no solo la visitan sino que se adentran en los vericuetos de su palpitante cotidianidad.
En un eterno romance con el mar, que la acaricia y despeina a capricho, la capital cubana se reinventa. Sus habitantes se levantan cada día a fuerza de fe, dicho del trovador, y la viven  en sus calles, plazas y rincones.
Capital de todos, bella hasta en sus ruinas, celebramos sus 495 años este noviembre, entre un invierno furtivo y la determinada esperanza de conservarla para todos los tiempos.










  







abril 07, 2014

Me Voy A Pinar Del Rio


Jardín hermoso del occidente
donde el Señor quisiera dejar
la maravilla de tus pinceles
en cielo, tierra, mujer y mar


Valle Viñales, Mariel, San Diego
Soroa linda, flores y luz
la maravilla, todo el encanto
la gracia plena, eso eres tú

Pinar del Río qué lindo eres
de Guanajay hasta Guane
y la ternura de tus mujeres
ay, pero quita pesares

(Ay, yo me voy a Pinar del Río)
(motivo dulce de mi cantar)
(tierra de música y poesía)
(bajo sus palmas quiero soñar)


Policromía maravillosa
de tu campiña que es un vergel
a del tabaco quedan tus vegas
rica la piña caña de miel

Eres encanto del alma mía
te lleva ardiente mi corazón
y no hay un día que a Dios no pida
que te bendiga plena de amor

Pinar del Río qué lindo eres
de Guanajay hasta Guane
y la ternura de tus mujeres
ay, pero quita pesares

(Ay, yo me voy a Pinar del Río)
(bajo sus palmas quiero soñar)
eh, policromía maravillosa
de tu campiña que es un vergel

(Ay, yo me voy a Pinar del Río)
(bajo sus palmas quiero soñar)

Pinar del Río qué lindo eres
de mi mamá la tierra natal

(Ay, yo me voy a Pinar del Río)
(bajo sus palmas quiero soñar)








marzo 24, 2014

Kcho cuestiona sistema penitenciario norteamericano



|Yimel Díaz Malmierca 

fotos: Reno  Massola

Dentro de pocos días el edifico de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes contará con la instalación No agradezcan el silencio, del artista cubano Alexys Leyva Machado (Kcho).
La idea partió de la experiencia vivida por los Cinco Héroes cubanos en la Unidad de Albergamiento Especial (Special House Unit), conocida como El Hueco, en el FDC (Federal Detention Center), de Miami, donde permanecieron por 17 meses a pesar de que el reglamento de prisiones de Estados Unidos reduce a 60 días el tiempo máximo de castigo.
Gracias a la nueva propuesta de Kcho, los visitantes descubrirán una de las aristas más sádicas del sistema penitenciario norteamericano y podrán permanecer encerrados durante 5 minutos en una celda de unos 15 pies de largo por siete de ancho, sin más muebles que una litera de hierro con fina colchoneta, meseta y asiento de concreto. De metal, el inodoro, el lavamanos y el “espejo” que devuelve triste la mirada.
Esas condiciones están creadas para volver basura a la gente, para degradarlos a su mínima expresión, comentaron René González y Fernando González al artista en un encuentro que el pasado miércoles sostuvieron a “pie de obra”.







Kcho investigó el tema hasta el detalle pero los testimonios de los dos luchadores antiterroristas que ya regresaron a Cuba, así como los dibujos de Antonio Guerrero, resultaron vitales para el realismo que distingue a la obra.
“Esto será como un gran cubo negro —describió Kcho— cubierto por una cortina negra medio traslúcida, de manera que puedas ver algo, pero otro tanto quedará oculto. Habrá overoles anaranjados con el nombre y la sentencia de cada uno de Cinco impreso en la espalda”.






El que decida someterse a la experiencia deberá despojarse de todas sus pertenencias y ponerse uno de los uniformes, incluidas las chancletas. A partir de ese momento recibirá un tratamiento similar al de los condenados al Hueco, eso incluye las esposas, los pies encadenados y el llamado “paseo” cuando los sacan de la celda.
La obra incluye un salón (también entre rejas) para exposiciones transitorias y una pequeña “aula” con pupitres donde se proyectarán algunos de los audiovisuales realizados acerca del tema de los Cinco en los 15 años de batalla por su liberación.
“Pero no es solo por los Cinco —dijo Kcho a Trabajadores—, es también por los incontables y desconocidos cubanos que han sufrido durante estos cincuenta años de enfrentamiento a Estados Unidos, por los puertorriqueños y por todos los luchadores políticos que se han enfrentado al imperio. Es también una crítica al sistema que ha hecho de las prisiones un negocio lucrativo y cínico, ellos necesitan de los delincuentes que supuestamente pretenden reformar”.



noviembre 17, 2013

Por si los polis preguntan

(cilc en las imagenes  para agrandarlas)


Teresita entre nosotros

Quienes crecimos con sus canciones no la olvidamos. Hoy, mientras media Habana corría su maratón, otros nos reunimos en la apacible plaza, cerca del mar para una Ronda por Teresita.